¿Está UD. de acuerdo con la activación del PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO en Venezuela?

viernes, 18 de abril de 2014

POR QUÉ SÍ A UNA CONSTITUYENTE

























.

CONSTITUYENTE PARA RESTABLECER LA VIGENCIA DE LA CONSTITUCIÓN DEL 99 por @rbaduel



UNA CONSTITUYENTE ES UN PACTO AMPLIO DE MÁXIMO CONSENSO, es decir, es la voluntad originaria, soberana, suprema y directa que tiene un pueblo para constituir un Estado dándole una personalidad al mismo y darse la organización jurídica y política que más le convenga. El poder constituyente puede ser delegado a una asamblea o a una convención.

 COLOQUIALMENTE HABLANDO: es el resultado de la expresión soberana de una Nación, traducida en la elección de una asamblea encargada de Transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico, Y SI ES NECESARIO redactar y promulgar una Constitución, es decir, es la voluntad en que el pueblo se pone de acuerdo para definir como quiere que sea el Estado (país) donde vive, la manera general de sus leyes y de la política. El poder constituyente se le da a una asamblea o a una convención, significa que se le otorga a un grupo de personas electas para que definan esa voluntad.

¿PARA QUÉ UNA CONSTITUYENTE?

La CONSTITUYENTE nos sirve para: 

1) TRANSFORMAR EL ESTADO: tiene como facultad el cambiar todo el orden CONSTITUIDO así como a todos los poderes electos y revocarlos y/o suspenderlos, además de hacerlos rendir cuentas por sus actos y gestiones, mediante un poder ilimitado. 

 COLOQUIALMENTE HABLANDO: puede cambiar todo orden de cosas de lo que ya existe y es legal (aunque sea legal pero no legitimo) y transformarlo a la verdadera voluntad popular y no una manipulada, puede revocar o suspender el presidente de república y todos los otros poderes así como también hacerlos rendir cuentas y meterlos presos por sus actos si estos son delictivos.


2) CREAR UN ORDENAMIENTO JURÍDICO: Formar nuevas leyes y la normativa legal del estado, reafirmar, suspender o derogar leyes vigentes o partes de las mismas. 

COLOQUIALMENTE HABLANDO: puede crear nuevas leyes así como también reafirmar, suspender temporalmente o anular leyes actuales o parte de ellas, significa que podemos tomar de este fracasado sistema que se autodefine como "Socialismo del siglo XXI" y que ha devenido en un "totalitarismo comunistoide" y así suprimir directamente todo lo negativo y dañino de sus leyes para tomar lo bueno y positivo que pueda existir de las mismas.



3) REDACTAR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN: puede crear una nueva constitución (DE SER NECESARIO) o mejorar y adecuar la constitución vigente a la realidad que vive el País, a la voluntad soberana de la sociedad civil libre y democrática en pleno, pudiendo derogar y suprimir artículos y/o enmiendas. TAMBIÉN PUEDE restituir la plena vigencia de la Constitución Nacional, según Gaceta Oficial N• 5453 Extraordinario del Viernes 24 de Marzo de 2000. 

COLOQUIALMENTE HABLANDO: tiene el poder de hacer una nueva constitución así como puede mejorar la actual a la realidad y a la voluntad soberana de todos los amantes de la libertad y la democracia sin que sea para un sólo sector ideológico de la sociedad venezolana pudiendo quitar partes y artículos de la vigente así como enmiendas. TAMBIÉN PUEDE RESTABLECER LA PLENA VIGENCIA DE LA CONSTITUCIÓN CONOCIDA COMO "LA DEL 99" SIN ENMIENDA.


¿POR QUÉ UNA CONSTITUYENTE?

LA CONSTITUYENTE es necesaria porque además de la crisis multidimensional, política, institucional, económica y moral, el país se encuentra dividido en tres sectores: 

1) Los que estamos en desacuerdo con el accionar del gobierno presidido ILEGÍTIMAMENTE Y USURPADO por Nicolás Maduro y la pérdida de los valores morales e institucionales de todos los poderes que se encuentran arrodillados al ejecutivo.

2) Los que comparten la gestión del actual gobierno. 

3) Los que no suscriben ninguna de las dos opciones.

Por lo tanto es necesario construir la verdadera y real democracia con unidad y reconciliación nacional mediante este pacto amplio de máximo consenso como la única salida eficaz y eficiente, viable, cívica, democrática, y pacífica que nos queda sin que caigamos en una Guerra Civil.

Eficaz y eficiente: se alcanza el objeto de refundar el estado y de una manera efectiva con un mínimo de esfuerzo (sólo el 15% del registro electoral) por parte de la sociedad libre y democrática, NO NECESITA PLAZOS PARA SU ACTIVACIÓN. 

Viable: está dentro del marco constitucional y amparado por nuestra constitución vigente en el TITULO IX CAPITULO III DE LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, art: 347, 348, 349 y protegida por el art: 350 que se encuentra en dicho capitulo.

Cívica: ya que es una acción realizada por ciudadanos venezolanos, mediante los mecanismos legales previstos por el Estado para defender la moral de sus instituciones y es un compromiso patriótico, una obligación colectiva y personal hacia la nación toda, viendo y viviendo el deterioro de la misma y en rescate de la democracia para no seguir en este para-estado y esta ficción de democracia a la que nos ha llevado este desgobierno. (DEBER CÍVICO ART.333 CRBV) 

Democrática: es el sentido más puro de la democracia ya que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros y haciendo las decisiones de la voluntad colectiva de todos los venezolanos en ese amplio pacto llamado constituyente. 

Pacífica: conlleva a la paz social de Venezuela tan dividida y parcializada, y no deriva de la violencia ni genera violencia sino al contrario una verdadera Unidad, Paz y Reconciliación.



¿CÓMO LOGRAMOS UNA CONSTITUYENTE?

Ya que emana del pueblo y es el poder único e intransferible del pueblo (ART.5 CRBV) la mejor forma de lograrlo es mediante la iniciativa de los ciudadanos y la sociedad libre y democrática, por lo tanto para tomarla soberanamente sin permitir que los poderes corruptos y corroídos la secuestren, se consigue con tan sólo el 15% de los electores inscritos en el registro electoral mediante la recolección de firmas y una participación ACTIVA Y CÍVICA DE REBELDÍA DEMOCRÁTICA EN LA CALLE pero no sólo como una estéril protesta de desconformidad sino CON UN FIN Y UNA FINALIDAD; esta recolección de firmas NO SERÍA un simple trámite administrativo como requisito ante un poder electoral postrado a los intereses del desgobierno, sino un ejemplo manifiesto de un movimiento de movimientos en una protesta activa y organizada donde tanto internamente ante el país como ante la comunidad internacional quedaría en evidencia la verdadera voluntad popular, y con la iniciativa de esta convocatoria se toman las bases comiciales, las condiciones electorales para una elección NO ANTE ESE CNE sino ante una NUEVO TRIBUNAL ELECTORAL  sustituyendo a los VENCIDOS RECTORES del actual CNE pudiéndose hasta exigir que la votación sea manual y que los representantes de Asamblea Nacional Popular Constituyente sean divididos en un 33% para cada una de las tendencias (Oposición, Oficialismo e Independientes) para REFUNDAR el Estado y salvar la nación. (Art: 347, 348, 349 y 350 de la constitución).


Publicación realizada por Raúl Isaías Baduel y Raúl Emilio Baduel Cafarelli en MARZO-2009 (a un mes antes del comienzo del injusto cautiverio de Raúl Isaías Baduel) y adaptado y modificado a la realidad presente en ENERO-2014.



Con las siguientes gráficas se puede distribuir LIBREMENTE el contenido de esta publicación:







martes, 25 de febrero de 2014

Luchar y vencer… por @Rbaduel


¡Venezolanos y Venezolanas! Ciudadan@s luchadores de esta gesta democrática. En este momento nos espera la gran cruzada para la que Dios nos ha encontrado por la nueva oportunidad que nos ha dado. Los ojos del mundo entero se dirigen hacia nosotros y nuestra decisión. Nos acompañan las esperanzas, las plegarias de las madres y hermanas que aman la libertad y la democracia y que muchas de ellas han tenido que enterrar a sus hijos ya sea por el hampa o a manos de la violencia de un estado que piensa que reclamar lo justo nos hace apatridas, también estamos junto a nuestros valerosos jóvenes y estudiantes que luchan todos estos días por el grito de la libertad y la VERDAD, destrocemos el aparato antidemocrático que ha creado el PseudoGobierno Forajido actual, que mediante la denigración de sus Instituciones por la ambición crematística de una Cúpula CAPITALISTA DE ESTADO y con un disfraz engañoso supuesto “Socialista” nos ha llevado a un Laberinto de Hampa, Miseria, Demagogia y Corrupción. Liberemosnos del Autoritarismo despiadado de unos pocos acomodados sobre un país entero. Demosle un espacio al PROGRESO y al CAMBIO, dándole vida a una reconciliación sin impunidad para que todos nosotros seamos una Nación libre y sin hampa. Nuestro compromiso NO es, ciertamente fácil, el monstruo de antivalores ha demostrado estar bien preparado para una represión con una tutoría cubana con amplia experiencia inhumana, pero esto SÓLO LO RESOLVEMOS LUCHANDO MASIVAMENTE y ORGANIZADONOS MEDIANTE EL DESAFÍO POLÍTICO NO VIOLENTO, ELEVANDO NUESTRO PODER CONSTITUYENTE QUE ESTÁ POR ENCIMA DEL CONSTITUIDO Y FORJANDO NUESTRA DECISIÓN SOBERANA DE SER LIBRES. Poseemos una superioridad de personas en Moral, Ideas y Verdad, sin contar que tenemos a nuestra disposición la Luz de Dios. Los ciudadanos del país libre caminamos juntos hacia la victoria, tengo confianza en la esperanza que me han dado todos los ojos llenos de coraje y rebeldía democrática que he visto en todas y cada una de las concentraciones de protesta a sol y a sombra, como parte de un aliento de lucha, confío también en nuestra dignidad que NO se Negocia. Sólo una victoria nos hará libres con FE, ESPERANZA Y VALENTÍA; vamos LUCHAR Y A VENCER para que CÍVICA, DEMOCRÁTICA Y PACIFÍCAMENTE demostrarle al mundo que somos el bravo pueblo de Venezuela.

Dios nos bendiga y guarde.

Raúl Emilio Baduel Cafarelli

twitter: @Rbaduel

Fuente: La Patilla
http://www.lapatilla.com/site/2014/02/25/luchar-y-vencer-por-rbaduel/?utm_content=buffer3a18f&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer



sábado, 8 de febrero de 2014

Constituyente de Calle, Luis Manuel Aguana


En agosto del año pasado le pedía a los distinguidos juristas que nos decían machaconamente que una Constituyente solicitada en los términos estrictamente constitucionales debía NECESARIAMENTE morir con este CNE y todos los poderes constituidos penetrados por cubanos, que me dijeran que era lo que si se podía hacer para poder salir pacíficamente de esta situación de destrucción institucional a la que nos han sometido, con entrega a traición de nuestra soberanía(ver Constituyente desde el Gobiernohttp://ticsddhh.blogspot.com/2013/08/constituyente-desde-el-gobierno.html).

Y ese es en realidad el fondo el problema. Si planteamos la convocatoria en estricto cumplimento de los Artículos 347, 348 y 349, de acuerdo a los juristas debemos llevarles las firmas a estos malandros electorales del CNE para que “ellos” nos digan si estas son buenas y no “planas” o peor aún, que desconozcan de lleno la soberanía popular, haciéndonos pasar por el calvario del Firmazo y Reafirmazo del 2003-2004. Y aun aceptando nuestras firmas y corriendo los riesgos de una nueva Lista de Tascón, pasar por las maquinitas SmartMatic de Jorge Rodríguez y Tibisay Lucena, esperando ingenuamente un conteo justo de votos Constituyentes. Así de verdad que terminamos de ponerle la ultima pala de tierra a la fosa donde enterraremos a la democracia venezolana.

Cada vez que me he sentado con algún abogado o profesional del derecho de cualquier nivel, buscando las salidas a esto me topaba con la misma pared, deseando oírles opinar-como lo indique en mi anterior nota y solo para variar-, como se podía deshacer el entuerto que sus colegas de la antigua Corte Suprema de Justicia crearon en 1999, que nos hiciera salir de esta situación sin matarnos entre nosotros.


Desde la Cátedra Pío Tamayo de la UCV salió por primera vez el término “Constituyente de Calle” sin CNE, habida cuenta que la mayoría los venezolanos no confiamos en esa institución entregada a los jerarcas de la Universidad de Ciencias Informáticas de la Habana. Los venezolanos no podemos aceptar que nuestros votos sean contados por un gobierno extranjero invasor que intenta perpetuar a sus agentes en funciones de gobierno y menos aun que decidan nuestro destino Constitucional.

Muchas horas se han debatido en la Cátedra Pío Tamayo alrededor de este tema y siempre se termina con la misma interpretación: el pueblo en la calle determinara el destino de Venezuela y de allí el término “Constituyente de Calle”. Un Movimiento de Movimientos capaz de movilizar a la gente y que requiere de una organicidad para su ejecución. En el fondo es el pueblo venezolano decidiendo su destino donde realmente se hace sentir: en las calles.

El Proyecto País Venezuela vía Constituyente (ver Proyecto País Venezuela vía Constituyente
https://drive.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDR29KUFBDQ0JPa2c/edit?usp=sharing) a su vez tiene su propia interpretación, que explica en detalle un principio fundamental: el Poder Originario está en supremacía de los Poderes Constituidos, cuyos órganos están obligados constitucionalmente a acatar la voluntad del pueblo, dando cabal cumplimiento a una convocatoria de acuerdo a los términos que ese mismo pueblo defina en unas Bases Comiciales presentadas, en conjunto con las manifestaciones de su voluntad.

Sin embargo, este planteamiento tiene, de acuerdo a los juristas, una dificultad: cualquier solicitud hecha con la normativa constitucional vigente debe seguir sus reglas y no podemos alegar, de acuerdo a esto, salirnos de ella por más Poder Originario que esgrimamos en su convocatoria. En otras palabras no podemos alegar instituciones supra constitucionales, o formas que no existen en la constitución, para hacer que el CNE se subrogue a la voluntad popular. Vuelta al comienzo…

Pero al parecer si existen salidas desde el fondo mismo del Derecho Constitucional y van saliendo de la mano de los propios juristas. ¡Por fin! Lo que había estado solicitando desde hace meses se empieza a descubrir. De acuerdo al criterio del Dr. Jose Vicente Haro, Presidente de la Asociación Venezolana de Derecho Constitucional, en entrevista en Toque de Queda en EUTv con Mingo (ver Constituyente de Calle http://eutv.net/toque-de-queda/jose_vicente_haro_0702s1, http://eutv.net/toque-de-queda/jose_vicente_haro_0702s2, http://eutv.net/toque-de-queda/jose_vicente_haro_0702s3) el Poder Constituyente de hoy no puede condicionar el Poder Constituyente del mañana. O dicho de otra manera el Poder Constituyente de 1999, no puede atar el Poder Constituyente de hoy.

De acuerdo a la interpretación constitucional del Dr. Haro, los requisitos de la Constitución de 1999 no tienen porque cumplirse si hacemos una Constituyente de Calle, porque al final tenemos dos opciones (cosa nueva en esta discusión): O hacemos una Constituyente con base a los procedimientos establecidos en la Constitución de 1999 y pasamos obligatoriamente por todos los caminos establecidos en ella (CNE, TSJ y demás Poderes invadidos) o hacemos una Constituyente sin seguir ese camino, tal y cual se la dieron hace más de 200 años el pueblo francés y el pueblo norteamericano cuando fundaron a sus respectivas naciones. Esto es, convocando el pueblo a la calle a deliberar y reconstruirse, preguntándole por ejemplo, si el modelo de desarrollo que quiere es el de los hermanos Castro. En otras palabras, una “Constituyente de Calle”. No estábamos tan pelados en la Cátedra Pío Tamayo.

Este planteamiento es por decir lo menos, sumamente revolucionario para un país en el Siglo XXI, pero que se ajusta perfectamente a los conceptos más profundos y clásicos del constitucionalismo histórico. Algunos podrán estar o no de acuerdo con el planteamiento pero nadie puede dudar que sería una salida muy posible al hueco en donde nos encontramos, ajustando adecuadamente una opinión jurídica al problema: Reunir al pueblo en la calle constituido en Asamblea y consultarle si quiere o no un modelo comunista para su desarrollo, y ante la mayoritaria negativa que bien conocemos, establecer una Constitución ajustada a la Democracia y al Estado de Derecho, refundando a la Nación con un nuevo modelo de país. El cómo se haga eso es un asunto de organización y de procedimiento. Nadie puede obligar a un pueblo a seguir una senda que no quiere o a condenarlo a una pobreza segura solo porque una minoría ideologizada así lo ha decretado. No al Bravo Pueblo de Venezuela…

Caracas, 8 de Febrero de 2014

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: luismanuel.aguana@gmail.com


Twitter:@laguana

martes, 28 de enero de 2014

La Otra Salida, Luis Manuel Aguana


En marzo del año pasado-antes del 14A-, escribí una nota que titulé “Salida Electoral” (ver http://ticsddhh.blogspot.com/2013/03/salida-electoral.html). Decía que al taponarse la salida electoral se está bloqueando el derecho del pueblo a elegir sin intervención de nadie a sus legítimos gobernantes. Y cuando esto se hace con el consentimiento de quien se dice opositor, no hay nada que hacer. La salida esta taponada, bloqueada, obstruida. Y los últimos procesos electorales no han sido sino una prueba más de ese enunciado.

Es conocido por todos que cuando se bloquean las salidas y existen acicates suficientes para buscarlas, las personas la hallan. Es un fenómeno de la naturaleza. Si usted tiene una olla de presión llena de agua y la calienta al punto de ebullición, sin tener escape al vapor, o usted apaga el fuego o simplemente escóndase porque va a explotar.

Eso es, dicho en términos simples, el llamado de #LaSalida realizado el 23E por un partido político y un grupo de parlamentarios opositores, al margen de las decisiones “unitarias” de la MUD. Se está tratando de buscar salidas constitucionales para ponerle final al régimen que está destruyendo al país. Eso es lo que estamos tratando de hacer quienes todavía creemos que esto es posible dentro de una iniciativa civil. Si el régimen tapona la salida del vapor cuando hierve el agua, entonces se hace posible la explosión de la olla.

Creo que todos los sectores, tanto civiles como militares, debemos buscar las salidas constitucionales a la crisis. No solamente los civiles somos los llamados a buscar esas soluciones. También los militares. Y esto no constituye de ninguna manera un llamado a un golpe de Estado, sino una exigencia que está bien escrita en la Constitución porque todos somos responsables de hacerla cumplir.

El régimen está poniendo la olla a fuego lento sin escape de presión. Cuando la oposición oficial de la MUD cogobierna con el régimen, es claro que no está interesada en buscarle salidas al problema sino a convivir con él, con lo cual aunque esos grupos disidentes de oposición insistan que lo hacen dentro de la llamada “unidad”, en lugar de lograr lo que persiguen, coadyuvan a ponerle más candela a la olla porque se encuentran atados a un compromiso con un ente que dejo hace bastante rato de estar en sintonía con pueblo que sufre el régimen día tras día. Cualquier observador diría que ese llamado, aunque legítimo en su esencia, es más de lo mismo hasta prueba en contrario.

Y esto es grave. ¿Y por qué? Porque entonces esa búsqueda de una salida civil se convertiría en una mueca para el continuismo, sin credibilidad alguna. Algunos observadores han señalado que ya no existen salidas civiles al problema que tenemos en Venezuela, dejándoles esa solución solo a los militares.

Eso puede ser posible ante el fracaso persistente de los civiles a encontrarle salidas a la grave situación y por no terminar de entender que no hay salida sin oposición verdadera. No estamos al cabo de saber si también los militares le están buscando una salida a la crisis. Pero lo que no podemos permitir es que eso signifique que los civiles nos quedemos llorando sentados en una acera esperando por esa otra salida. Ambas vías no solo deben ser concurrentes sino también complementarias.

Esa otra salida es igualmente válida y los militares harán lo que deben hacer pero nosotros también. Hay propuestas civiles que pueden coadyuvar a una salida constitucional pero necesariamente se tienen que construir porque no se dan solas. Para eso es muy importante que los civiles entiendan que no se puede seguir el juego político de la oposición oficial porque es como si estuvieran negociando igualmente con el régimen.

No estamos tratando con necios sino con criminales, incitados por una ideología que necesita a nuestro país para sobrevivir. Es por eso que los pronunciamientos que se den, independientes de su origen, deben ser muy claros y precisos, que no dejen lugar a dudas. Ya los venezolanos dejamos de creer en salidas mágicas, por lo que se impone un liderazgo que rompa con los paradigmas, sin otro compromiso que el futuro del país.

Caracas, 28 de Enero de 2014

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/
Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana

La calle, poder constituyente en Ucrania. José Javaloyes || LaRepublica.com ESPAÑA



Mientras se espera saber en qué puede quedar la Cumbre UE – Rusia, con Vladimir y su equipo en Bruselas, la revolución urbana progresa en Ucrania, con su fortalecida dinámica de cambio. El Gobierno que 24 horas antes amenazaba con declarar en Kiev el estado de excepción, venía ayer a caer en pleno, desde el Primer ministro Azarof hasta la titularidad en la más modesta de las carteras ministeriales. Pero no sólo eso: el Parlamento, al propio tiempo, anulaba las leyes que agravaban las penas para los integrantes de las manifestaciones no autorizadas y al propio tiempo, quizás tomando nota de lo sucedido en El Cairo, al principio de la revolución que derrocó al presidente Mubarak, prohibían también montar tiendas de campaña en la ciudad aunque el invierno se resuelva por ese espacio de Ucrania en temperaturas polares.

El combate entre el poder establecido legalmente y luego deslegitimado por la ejecutoria presidencial en la Cumbre de Vilna – al incumplir el mandato político expresivo de la voluntad de las mayorías de que Ucrania se vincule con la Unión Europea por la vía de un Acuerdo Comercial como tránsito a un Acuerdo de Asociación -; la tensión tectónica subyacente en el drama nacional entre la UE como destino de un proceso histórico de occidentalización y la enorme gravitación rusa como freno y atadura frente a ello, unas y otras cosas han llevado a que las barricadas ucranianas expresen en estos momentos, definan y resuelvan hacia todo lo contrario del signo de ese concepto en la letra de la Internacional.

Aunque la Rusia de Putin sea todo lo contrario a la Rusia de Stalin, las barricadas se alumbran de una significación nueva como escabel de las protestas populares en ese país: situado en medio de los caminos por dónde discurre la Historia en estos tiempos de la abierta crónica entre los dos mundos europeos: el occidental y el ruso. Y lo más concretamente importante es que han permitido que la propia calle en que las barricadas de la protesta nacional se levantan se transforme de momento, sólo en sus exigencias y pretensiones, nada menos que en cauce y caudal de un proceso constituyente.

Con prisa y sin pausa, mientras en Bruselas pueda estarse debatiendo el desenlace en paz de este nuevo enfrentamiento entre Este y Oeste, los manifestantes fuerzan ahora mismo, además de la caída en pleno de todo el aparato del poder gubernamental, el relevo de la actual arquitectura presidencialista por otro modelo constitucional más garantista para la efectiva división de poderes en todo lo que concierne al ejercicio de las libertades democráticas. Especialmente, con el respeto inequívoco a los intereses nacionales.

Probable puede ser que en Bruselas, dentro de la Cumbre UE-Rusia, no se haya hablado de cosa más importante que del reajuste a todo gas del pacto energético suscrito en Moscú por el presidente Yanukóvich y el presidente Putin. Un pacto que hizo estallar la bomba política que ha derribado en Kiev el Gobierno de Ucrania y ha definido la calle como poder constituyente de un nuevo orden político. Nacional en Ucrania y poco menos que global en el Viejo Continente.

FUENTE: http://www.republica.com/2014/01/28/la-calle-poder-constituyente-en-ucrania_758007/ …