¿Está UD. de acuerdo con la activación del PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO en Venezuela?

lunes, 22 de julio de 2013

Doce Ejes y un Destino: 1) Autonomías Regionales || Luis Manuel Aguana

Por  Luis Manuel Aguana

Aclaratoria importante: la perspectiva de todos los Ejes que serán descritos en esta y en las próximas notas es aquella de quien esto escribe. Es la visión de un venezolano, como ustedes, interesado en su país y que ve en ese Proyecto un posible enfoque el problema y su solución. De esta manera empiezo dando mi opinión acerca de cada Eje de ese Proyecto presentado al país (ver Proyecto País – MID Táchira enhttps://docs.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDLXdIMzljSFVtWmc/edit?pli=1).

Escribiré en primera persona ya que es más fácil describir el punto. En el año 2006 participe en la fundación del Consejo Comunal (CC) de la comunidad donde vivo, luego de la aprobación de la Ley de los Consejos Comunales de ese año. Fui, conjuntamente con otros vecinos, promotor de ese Consejo Comunal a contrapelo de la tesis de muchos de que no debíamos “hacerle el juego al gobierno”.

Resido en una urbanización que particularmente no se caracteriza de ser afecta al oficialismo y las razones que convencieron a la comunidad para la fundación de ese CC fueron fundamentalmente el hacerle un frente civil a cualquier atropello chavista, como en efecto ocurrió posteriormente, con una participación vecinal mayoritaria.

Fundamos el CC, no porque creyéramos que esa ley fuera legítima (de hecho es inconstitucional) sino porque había la necesidad de poseer la entidad vecinal que representara realmente, con los votos de los propios vecinos, el sentir de la comunidad, independiente de quienes ocuparan los cargos de Alcaldes, Gobernadores y Concejales.

Se trataba pues de fundar, basados en la participación de la comunidad, el “ente legal” que nos representara. Posteriormente, como esperábamos, no fuimos “legalizados” de acuerdo a la Ley de los CC del 2010, así como muchísimos CC en todo el territorio nacional, por no ser considerados “del proceso”, ni socialistas, razón por la cual muchos de ellos de “corte socialista” están representando ilegalmente a sus comunidades sin contar con sus votos vecinales, porque se han impuesto a través de una Ley inconstitucional.

Hago esta acotación inicial porque así como en mi comunidad, la mayoría de los vecinos no se identificaban con el proceso chavista y no fuimos “reconocidos”, otras comunidades afectas al oficialismo si lo hicieron de manera legítima, es decir con los votos de sus comunidades.

El chavismo distorsionó el abordaje del problema comunitario intentando desmontar la figura constitucional del Municipio a favor de una entelequia que no está en la Constitución, en un intento de abordar los problemas de las comunidades y de controlar el país de una manera centralizada a través de un supuesto Poder Popular inconstitucional, dependiente del Presidente de la Republica. Perverso, ¿verdad? ¡Utilizar las necesidades de la gente para inocular el comunismo a través de una forma administrativa cubana, justo en la médula!

De esta manera el gobierno distrajo ilegalmente recursos del Situado Constitucional para entregárselos directamente a las comunidades través de estos Consejos Comunales, y por supuesto, sólo a aquellos “reconocidos” por su Ley irrita. Y aun cuando haya podido tener una remota intención positiva de entregar directamente recursos a las comunidades para que estas atendieran sus propios problemas, estos recursos nunca se concretaron en obras sino que fueron a parar sin ningún control a los bolsillos de quienes controlaban esos CC.

Entonces, por una parte se debilitó a la Institución municipal y constitucional que tiene las estructuras fundamentales para atender la situación de los municipios y de las personas que viven en él, sustrayéndole sus recursos, y por otra se creó una estructura político-clientelar del partido de gobierno que solo atiende a líneas que no tienen nada que ver con sus comunidades. Toda una distorsión inaceptable que ha sido una de las causas más importantes del agravamiento de los problemas más cercanos de las comunidades: mantenimiento de su infraestructura física, seguridad, servicios de aseo y agua, etc.

¿Cómo enfrentar eso? ¿Cómo desmontar esa estructura viral que ha corrompido la manera de  administrar de los problemas de la gente? La respuesta sigue siendo acercar el poder al ciudadano, pero con un enfoque completamente diferente al planteado por el régimen. Si el Artículo 158 de la Constitución establece “La descentralización como política nacional, debe profundizar la democracia acercando el poder a la población”, no le deja más recursos a las regiones que “el producto de la venta del papel sellado y estampillas” (Art. 164-a).

Y eso es una clara deformidad de la actual Constitución. No se puede concebir tener el poder político-Alcaldías y Gobernaciones-, sin disponer de los recursos independientes del poder central que desarrollen las regiones. No puede ser que el país entero dependa de un solo funcionario-el Presidente de la Republica- para funcionar y desarrollarse. Y este es un asunto que debe ser encarado por el poder constituyente si los representantes de la ANC de verdad representan a las Regiones, los Estados y los Municipios.

En este sentido el Proyecto País plantea tres requerimientos:

1) Autarcía para los Estados, lo que implica la asignación constitucional de los tributos que se generen localmente: IVA, Impuestos de Sucesiones y Donaciones, 50% de los gravámenes de importación y exportación, impuestos sobre transacciones inmobiliarias, 50% del ISLR, impuesto al capital y a la producción, impuestos territoriales sobre predios rurales, impuestos de Notarías y Registros. Deberá establecerse un mecanismo que compense a aquellos Estados que no generen suficiente ingreso a su población por su estadio de desarrollo hasta que estos se balanceen adecuadamente.

2) Descentralización Constitucional de Competencias: Profundizar el proceso de descentralización, llevando a las Regiones y Estados el régimen de administración de las minas de minerales no metálicos, el Sistema Financiero Público, transferencia de la propiedad de tierras baldías a los Estados Regiones y Municipios, con la eliminación subsecuente del INTI. Transferencia de los inmuebles propiedad de la Nación a los Estados, Regiones y Municipios (con excepción de aquellas de valor estratégico y Seguridad del Estado).

3) Autonomía Regional, con la transferencia definitiva a los Estados, Regiones y Municipios de: Educación Cultura y Recreación; sistemas de abastecimiento de aguas blancas y servidas; Ambiente y Recursos Naturales; Urbanismo y Ordenación del Territorio; Régimen y aprovechamiento de las salinas y ostrales; Administración de los puertos y aeropuertos; Creación del Sistema Universitario Regional y OMPSU Regional; Organización de la Policía Estadal y Municipal; Sistemas de salud y seguridad Social; Administración de los sistemas de energía eléctrica; Construcción de viviendas, producción agrícola, ganadera y pesquera y forestal; Administración de las vías terrestres Estadales; Administración de Sistemas de Transporte Masivo; Administración del Espectro Electromagnético a nivel regional; Constitución Regional aprobada por el Parlamento Regional; Creación del Fondo de Compensación Territorial coordinado por el Senado de la República.  (Tomado del Proyecto País – MID Táchira)

Este Eje reafirma el poder político y económico de las Regiones, Estados y Municipios, dándoles poderes reales para la administración a su nivel de los problemas de la gente. Nada de echarle la culpa al gobierno central de si hay o no agua, o si las calles están rotas, o si no hay seguridad en ellas, o si no hay luz. Eso deberán reclamarlo los ciudadanos a sus Alcaldes y Gobernadores en un acomodo real de las responsabilidades de los administradores regionales.

Sin embargo, esto no es suficiente. Partiendo que la unidad fundamental de administración es el Municipio-porque es lo constitucional y universalmente aceptado-, se deberá realizar un estudio a nivel nacional de la verdadera situación de la población y ubicación de las personas estableciendo los Municipios necesarios para cada Estado. La actual estructura de 335 Municipios a nivel nacional esta desactualizada y debe ser revisada profundamente para generar una nueva más acorde con las necesidades de la población. De allí el planteamiento de segundo Eje del Proyecto: El Municipio Fuerteque revisaremos en la próxima nota.

Caracas, 24 de Junio de 2013

Twitter:@laguana